el arca de Noé

Hoy, 17 de Mayo, aprendieron a volar dos cucaracheros (es el nombre que le damos en Venezuela a los gorriones). Son una belleza, tan pequeños y tan valientes y perfectos y confianzudos, entraron a la cocina y experimentaron por dentro de la casa. También hay otra sorpresa. Una guacamaya, bellísima, anidó en en una de las palmeras de mi casa y está alli muy oronda alojadìsima, ajaja. Ojala que los huevos sobrevivan para ver a los guacamayitos cuando nazcan. Total que esto ya parece el Arca de Noé. Pero lo mas lindo es que estan libres y cuando quieran, se van y cuando vuelvan serán bienvenidos. Que privilegio, verdad?
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s